Cuando se habla de un sistema educativo de calidad, Finlandia es un referente habitual. De hecho, el informe PISA lo ha nombrado en repetidas ocasiones como el mejor de Europa, e incluso se considera uno de los más destacados del mundo.


Tal y como apunta el Gobierno finlandés, es importante que la educación sea “universal, pública, gratuita y no selectiva”, lo que significa que los padres no eligen escuela para sus hijos porque todas ellas tienen niveles semejantes.

Pero pese a los buenos resultados, el país ha anunciado un cambio radical para 2016: la abolición de las materias, un método conocido como ‘phenomenonlearning’. Así, las asignaturas se sustituirán por proyectos temáticos, en los que losalumnos eligen un tema de su interés y trabajan múltiples disciplinas a partir de situaciones prácticas.

“Ahora, en lugar de adquirir conocimientos aislados sobre diferentes materias, el papel de los estudiantes es activo. Ellos participan en el proceso de planificación, son investigadores y también evalúan el proceso”, explica a la BBC Marjo Kyllonen, gerente de educación de Helsinki.

Y añade que la forma tradicional de educación no prepara suficiente a los niños en la sociedad moderna. “Lo que realmente necesitamos es repensar el modelo educativo y rediseñar nuestro sistema preparando a los niños para un futuro con capacidades que son necesarias ya hoy y lo serán más el día de mañana”.

No sólo los alumnos notarán notables cambios, sino también los profesores, quienes dejarán de tener el control sobre el programa educativo y deberán trabajar de una forma más colaborativa con los alumnos. Es decir, que su papel pasará a ser como el de un mentor.

Para ello, los educadores han recibido una formación que les guíe en la aplicación del nuevo método. Además, durante los últimos dos años se ha obligado a las escuelas a aplicar el ‘phenomenon learning’ durante un período de tiempo de varias semanas para introducir el método de forma progresiva.

Las opiniones al respecto de este cambio son diversas. Del mismo modo que se defiende, también hay quien lo pone en duda, y son varios los expertos que advierten del declive del modelo educativo finlandés en los últimos años.

Fuente: EnPositivo

Sociedad

Imprimir